PNL:Manipulación vs. Influencia

PNL: Manipulación vs. Influencia. La diferencia que marca a la diferencia.

¿Alguna vez volviste a un comercio esperando que te atienda la misma persona que te atendió la última vez? Tal vez él supo entender lo que estabas buscando, fue cordial, te ofreció el producto exacto, te hizo un descuento y te lo vendió. Ese vendedor ejerció en vos INFLUENCIA.
Alguna vez sentiste culpa por no comprar o te costó decir que no te interesaba el producto, o tal vez presentiste que te estaban tratando de “enchufar” una venta a la fuerza. Cuando un vendedor te dice “ya te expliqué todas las características, vamos, que más necesito decirte para ganarme la comisión”, te está MANIPULANDO. Probablemente no sientas ganas de que te vuelva atender ese vendedor.
La PNL y la manipulaciòn van por distintos caminos. La palabra manipulación suele asociarse con sentimientos negativos. A las personas no nos gusta ser manipulados. La palabra influencia tiene mala prensa. Y esta nota, hace hincapié en marcar esas diferencias, y mostrarte los aspectos negativos de la manipulación y los positivos de la influencia. . A casi todos nos gusta ser influenciados positivamente. Pensalo un minuto. Cuando te juntás con un amigo/a, él o ella están ejerciendo influencia en vos y vos ejercés influencia en ellos. De hecho no existe la “no influencia”. Aunque te quedés callado estás comunicándote con la otra persona. Lo hacemos también a través de nuestra comunicación no verbal, mediante gestos y expresiones faciales. La influencia es positiva, es buena, nos gusta ser influenciados porque nos sentimos bien con esa persona. Cuando una pareja se conoce, cada uno ejerció influencia en el otro. En nuestros cursos de PNL enseñamos a las personas a influenciar a otras. La influencia es entonces un proceso por el cual las personas despiertan sentimientos y emociones en las otras. Es positiva porque nos dejamos influenciar, ya sea en forma consciente o inconsciente. El beneficio es para quien está ejerciendo la influencia como para quien se está dejando influenciar. Jamás vulnera tus valores.
La manipulación, a diferencia de la influencia, es unilateral. El beneficio que se persigue es a favor del manipulador, sin importar si está beneficiando al otro. También despierta emociones y sentimientos, pero pueden atentar contra los valores del otro. Convertirte en una persona influyente puede traerte excelentes resultados en tu vida personal, social, de pareja y laboral. Convertirte en un manipulador te va a dar resultados a corto plazo, el tiempo suficiente para que las personas no quieran estar con vos. Es la ética de la persona que aplica las distintas técnicas la que marca la diferencia entre el abuso o el beneficio mutuo.

Axel Persello.
ver nota original